Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

No es lo que se dice

Bóveda y cúpula no son equiparables

 

Aun siendo la cúpula y la bóveda en la mayoría de los casos dos es­tructuras visualmente distintas y dotadas arquitectónicamente de elementos independientes, con frecuencia se menciona impro­piamente la segunda para referirse a la primera. La razón principal de esta confusión estriba en el hecho —pero de esto no son conscientes quienes las confunden— de que ambas son originadas por un arco, que, en el caso de la cúpula rota sobre sí mismo, y en el caso de la bóveda se proyecta hori­zontalmente o trazando una curva. Mientras que la generatriz de la cúpula la forma un solo arco en rotación, la bóveda puede servirse de varios arcos que se entrecruzan en su proyección (bóvedade arista y de crucería). En el arco radica por tanto el parentesco entre cúpula y bóveda, pero también su diferencia. La cúpula tiene además leyes constructivas propias y se sirve de auxilios estructurales exclusivos (tambor [1], trompas, pechinas…) que le confieren una identidad distinta, la cual reclama que nos refiramos a ella por su nombre y no por el de ‘bóve­da’.

 

 

cúpula000

el arco se proyecta generando la bóveda

cúpula00

el arco rota generando la cúpula

NOES cúpula

bóvedas y cúpulas más conocidas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedes dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *