Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

No es lo que se dice

Cimborrio no es asimilable a cúpula

 

El cimborrio es el cuerpo cilíndrico o poligonal que sirve de base a la cúpula y descansa inmediatamente sobre los arcos torales (1). Pero hay también cimborrios sin cúpula que se cierran con bóveda. Visto desde la calle, el cimborrio con cúpula difiere notablemente de si no la lleva. Muy visible la cúpula en el primer caso, acapara el protagonismo arquitectónico o lo comparte con el cimborrio a partes iguales. En el segundo caso, o sea, el cimborrio sin cúpula, tiene a veces la apariencia de obra inacabada, especialmente cuando no es visible la bóveda que lo corona. Por último, hay cúpulas sin cimborrio que apean directamente sobre trompao pechinao sobre un corto tambor (1) circular o poligonal, que resuelve la transición de la base cuadrada a la prolongación esférica.

Cuando se está ante una cúpula con cimborrio, se acepta comunmente que la referencia al conjunto se haga por cualquiera de los dos componentes: cúpula o cimborrio (si bien es plausible la mención de ambos). Pero cuando estamos ante un cimborrio abovedado, por muy suntuoso que aparezca, la corrección arquitectónica reclama para él el término de cimborrio y no el de cúpula. Mucho menos aún el de bóveda.

 

 

NOES cimborrio

Cúpula con cimborrio del monasterio de San
Miguel de los Reyes, hoy Biblioteca Valenciana.
Valencia. 1644.

Cúpula sin cimborrio sobre pechinas. Sacristía
Mayor de la catedral de Sevilla. Siglo XVI.

NOES cimborrio0

Cimborrio sin cúpula. Monasterio cisterciense
de Poblet. Vimbodí (Tarragona). Siglo XII.

Catedral de Valencia. Siglo XIV. El cimborrio
da la sensación de obra inacabada.

Cimborrio con chapitel de la catedral vieja
de Salamanca. Siglo XII.

Cimborrio con linterna y chapitel bulboso.
Catedral de Nuestra Señora de la Huerta.
Tarazona (Zaragoza). Siglo XII.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedes dejar un comentario

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *