Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

No es lo que se dice

Crucero y transepto, cada cual en su sitio

 

Es inade­cuado utilizar la palabra crucero (1) para referirse sin más al transepto. En un termplo, el transepto es una nave, generalmente menor, que se interpone en entre la cabecera y la nave mayor, cual travesaño de la cruz, cuando la planta (1) de la iglesia tiene esta forma. El crucero, en cambio, alude exclusivamente al punto donde se cruzan ambas naves, allí donde se alzan, cuando los hay, la cúpula y el cimborrio. Sí es admisible, sin embargo, la locución nave crucero para señalar el transepto, por ser este el que se cruza como nave independiente en el camino de la nave principal.

En los templos con planta de cruz griega no tiene sentido hablar de transepto por cuanto que las naves que se encuentran son, aunque en sentidos opuestos, equidistantes y arquitectónicamente iguales. El crucero en cambio sigue identificándose, aquí también, con el punto de intersección.

Hay por último la planta con forma de cruz patriarcal o arzobispal, la cual presenta dos transeptos de distinta longitud: el más largo se cruza con la nave principal aproximadamente a mitad del recorrido de esta, mientras que el transepto corto lo hace hacia el final. Los cruceros formados por ambas intersecciones pueden dar lugar a sendas cúpulas y cimborrios o, por el contrario, ser un solo crucero el depositario de tal coronamiento, quedando el otro ciego, o sea, cubierto por simple bóveda. Este tipo de planta es infrecuente en España, pero está especialmente presente en catedrales anglicanas del Reino Unido y en basílicas cristianas de rito ortodoxo de diferentes países.

 

 

planta de cruz latina

planta de cuz patriarcal

planta de cruz griega

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedes dejar un comentario

 Volver a No es lo que se dice