Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

absidiolos

o absidiola (en singular: absidiolo)

En la cabecera de un templo, ábsides laterales de igual o menor flecha que el ábside central, al que se adhieren en número generalmente par, y de luz por lo común más reducida. En su interior cobijan casi siempre una capilla; con frecuencia, sin embargo, alguno de ellos aloja la pila (3) bautismal. Aunque para las cabeceras planas hay quien prefiere utilizar el término  testero, no es infrecuente que a falta de mejor nombre se use el de absidiolos para referirse a los cubos (1) que a veces las acompañan.

En la arquitectura románica abunda sobre todo la cabecera triconque o tricónquide, formada por un ábside principal y dos absidiolos o un testero triple. En cabeceras más complejas los ábsides y absidiolos se multiplican y se disponen escalonadamente, combinándose incluso con testeros que los alojan en su seno.

En las  plantas  de cruz latina es frecuente que todos o alguno de los absidiolos formen parte de los brazos del  transepto.

Ver también este artículo.

 

 

Cabecera policónquida del M.º de Moreruela.
La Granja de Moreruela (Zamora). Siglo XII.

Interior de la cabecera de la iglesia del
monasterio de Moreruela. La Granja de
Moreruela (Zamora). Siglo XII.

Iglesia de San Martín. Frómista (Palencia).
Siglo XI.

Interior de la cabecera poliabsidial de la basílica
del Salvador. Burriana (Castellón). Siglo XIII.

Cabecera pentabsidial. Iglesia de Santa María.
Cambre (La Coruña). Siglo XII.

Cabecera pentacónquida mixta. Iglesia de Santa
María. Exmonasterio cisterciense de Valbuena
de Duero (Valladolid). Siglo XII.