Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

anillado

Califica principalmente al fuste que presenta una o más anillas rodeándolo en puntos diferentes de su recorrido. Si bien el arte románico —tan prolífico y libérrimo en la configuración de sus fustes— ya conoció esta modalidad, fue con el renacimiento y el manierismo cuando se hizo más visible esta forma de adornar las columnas. En España el renacimiento aragonés fue sin duda el que más ornamentó sus palacios con este tipo de columna. Si bien, como ya se ha dicho, afecta solo al fuste, es habitual al hablar del anillamiento echar mano de la sinécdoque y decir «columna anillada». Por su propia naturaleza los balaustres son propensos a enriquecer su ornamentación todo tipo de aros.

 

 

Palacio de los condes de Argillo (Museo Pablo
Gargallo). Zaragoza. Siglo XVII.

Columnas-pilares anillados. Colegiata
de San Bartolomé. Belmonte (Cuenca).
1457.

Palacio de Miguel Donlope o Real Maestranza de
Caballería. Zaragoza. 1542.

Palacio de Eguarás. Tarazona (Zaragoza). Finales
del siglo XVI.

Ábside de la iglesia de Santo Tomás
Cantuariense. Salamanca. 1175.

Ayuntamiento de Villaluenga (Cádiz). Siglo XVIII.

Palacio de Montezumo. Zaragoza. Siglo XVI.

Baldaquino de la basílica de San Pedro.
Ciudad del Vaticano. 1633.

Portada neorrománica del Museo de Historia
Natural de Kensington. Londres. Siglo XIX.

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)

Uso de Términos en WP Glossary