Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

cabecera

Generalmente reconocemos una iglesia por su fachada, allí donde el arquitecto pone casi siempre su mayor interés y esmero. Eso puede llevarnos a pensar que, por ser la fachada lo más visible y con frecuencia lo más vistoso del templo, es también su parte más importante, o sea, la cabecera. Pero no; ese hastial que admira­mos son los pies, el imafronte, lugar reservado a la entrada principal. La cabecera está en el lado opuesto, donde se alza el altar mayor, que es el punto preeminente que justifica la existencia del templo y hacia el cual convergen las miradas de los que entran en él. En las iglesias primitivas, orientadas hacia el este, por los vanode la cabecera se filtraba la primera luz del día, símbolo de Cristo, para significar que la fe del creyente ha de ir en esa dirección. Cuando la cabecera, vista sobre todo desde la calle, es semicircular, recibe el nombre de ábside; si es plana, la llamamos preferentemente testero. Muchas veces, sin embargo, por hallarse adheridas al templo otras construcciones, no es apreciable el diseño exterior de la cabecera. Planta (1). Triconque.

Ver también este artículo.

 

 

cabecera

Iglesia del M.º trapense de Santa María la Real
de Oseira. San Cristóbal de Cea (Orense). Siglo XII.

Iglesia del monasterio benedictino de
San Salvador de Leyre. Yesa (Navarra).
Siglo XI.

 

cabecera plana

Cabecera (testero) de Santo Tomé. Zamora.
Siglo XII.