Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

cajeada

Califica especialmente la pilastra que presenta un rebaje o hundimiento interior en toda su longitud, que en ocasiones puede contener algún resalte a juego. A imitación suya, el modelo se aplicó también a muchas columnas prismáticas, a algunos arcos y a no pocos nervios de bóvedas y cúpulas. Modalidad típica del estilo (1) barroco, pero que el tardorrománico ya había ensayado tímidamente y el manierismo acabó por darle carta de naturaleza.

 

 

Entrada pral. del IES Antonio Machado
(antiguo colegio jesuita). Soria. Siglo XVI.

Portada y balcones cajeados del antiguo palacio
de Justicia. Málaga. Siglo XIX.

Palacio de Villapanés. Sevilla. Principios
del siglo XVIII.

Pilares cajeados de la iglesia de San Esteban.
Convento de La Merced. Huete (Cuenca). 1684.

Nervios románicos cajeados. Catedral
de S. Martín de Tours. Orense. Siglo XIII.

Bóveda de horno cajeada. Capilla mayor de la
iglesia de Santa María Magdalena. Benitachell
(Alicante). 1774.

Fajones y paineles cajeados. Iglesia
de San Julián. Málaga. Siglo XVII.

Nervios cajeados de la bóveda de la ermita de San
Saturio. Soria. Siglo XVIII.

Fajones y bóvedas cajeadas. Iglesia de
la Purísma (agustinas de Monterrey).
Salamanca. 1660.

Pilastras y arcos fajones cajeados. Claustro del
Colegio Real de la Clerecía (hoy Universidad
Pontificia). Salamanca. Siglo XVIII.

Columnas, plintos y arcos cajeados. Patio
del palacio de Avellaneda. Peñaranda de
Duero (Burgos). Siglo XVI.

Portada cajeada en todos sus elementos. Iglesia
de la Asunción de Nuestra Señora. Fresneda de
Altarejos. (Cuenca). Siglo XVII.

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)