Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

coro

Espacio acotado en una iglesia regentada por una comunidad religiosa para rezar o cantar allí las «horas canónicas», comúnmente llamadas oficio divino. En una catedral o una colegiata el coro está reservado a los miembros del cabildo, o sea, los canónigos; en un monaste­rio, a los monjes o las monjas que lo habitan; y a los frailes o las religiosas (llamadas igualmente monjas) si se trata de un convento. La schola cantorum suele además interpretar desde el coro las par­tes cantadas de la misa y otras polifonías sacras.

Dispone de sillería (2), por lo común muy elaborada y aparente, que se reparte casi siempre de forma escalonada y en hileras por los flancos del recinto coral, mientras el es­pacio cen­tral acoge un facistol, un altar, una imagen, la consola del órgano o un armónium, o varias de estas cosas a la vez. En la sillería de muchos coros abaciales y catedralicios, un sitial (1) presidencial destaca sobre los demás por su tamaño y talla. La estructura y distribución descritas son comunes en su mayoría a los tipos de coro que se detallan a continuación, atendiendo al lugar específico que ocupan dentro del templo.

∼ coro alto: situado en alto a los pies del templo, circunstancia que da lugar al sotacoro o bajocoro, espacio en planta (1) que le sirve de base junto a la cancela (1) de entrada al templo. El coro alto se asoma a la nave mayor de la iglesia a través de balaustrada. La pared del fondo o cualquiera de sus paños (3) laterales puede alojar la gran caja (4) de tubos y trompetería de un órgano. La mayoría sin embargo de los coros altos de las parroquias y otras iglesias comunes destacan por su simplicidad y escaso contenido, ya que su única razón de ser es dar cabida ocasional a la schola en alguna solemnidad especial y al órgano o armónium que ocasionalmente armonizan la misa y otras celebraciones litúrgicas. Visto desde la nave, el frontis (2) del coro alto puede presentar, junto a una balaustrada de mucha apariencia, otras ornamentaciones que lo enriquecen, anticipando acaso la índole artística de la bóveda baída o del sofito (2) arquitrabado del sotacoro sobre el que se asienta.

∼ coro bajo: se encuentra únicamente en las iglesias que disponen de al menos tres naves; ocupa el centro de la nave principal, orientado hacia la cabecera y cerrando tres de sus lados por mu­ros de cima (2) abierta, alguno de los cuales —generalmente los colindantes con las naves laterales— suele albergar la caja de tubos y la trompetería del órgano. Ocupa el coro bajo dos o tres tramos de la nave mayor. Sus paramentos (1) exterio­res, que en algunos casos duplican la caja del órgano, miran a las crujías, mientras la cara exterior de la pared del fondo forma una unidad con el trascoro, estructura de gran porte a modo de retablo, que suele cobijar además un altar, o puede dar cabida a un sepulcro notable y otras piezas (2) monumentales. La parte delantera del coro, frente por frente del presbiterio, se cierra con una gran reja, generalmente muy elaborada, separándolo del último tramo de la nave central. Ir a “Cómo se llama“.

∼ coro presbiteral presbiterial: queda circunscrito al perímetro del presbiterio, distribuyendo la sillería, simple o escalonada, a lo largo de las paredes, quedando el altar mayor como eje central, y algo avanzado, del espacio coral.

∼ coro de clausura: propio de los conventos femeninos de estricta observancia. Unas veces se trata de una amplia estancia aneja al presbiterio, con el que se comunica exclusivamente a través de una reja grande y sobria que permite ver el altar; otras veces se sitúa, también enrejado, a los pies del templo, muy lejos por tanto del altar mayor, bien en planta (1), bien como coro alto, cerrando su frente con celosías. Dispone igualmente de sillería. Un armonio o un pequeño órgano de realejo ponen la nota musical al conjunto.

Cabo. CrosaDoseleteEstalo. Misericordia.

 

 

Coro alto de la iglesia del convento de San Marcos.
León. 1543.

Coro alto de la iglesia de San Martín de
Tours. Aldeamayor de San Martín
(Valladolid). Siglo XVII.

Coro alto de la iglesia conventual de San Francisco.
Cádiz. 1566.

Coro alto simple del santuario de la Virgen de las
Nieves. Bolaños de Calatrava (Ciudad Real). 1641.

Coro bajo de la catedral de San Juan Bta.
Badajoz. Siglo XVI.

Coro presbiteral del monasterio benedictino de
San Salvador de Leyre (s. XI). Yesa (Navarra). 1954.

Coro presbiteral. Catedral de Santa María la
Real. Pamplona. 1541.

Coro bajo de clausura a los pies del templo
(comunica con la iglesia a través de una reja).
Monjas dominicas. Iglesia de Santa Catalina
de Zafra. Granada. Siglo XVI.

Iglesia con doble coro de clausura del
convento de Santa Paula (jerónimas).
Sevilla. 1475.

Coro alto de la iglesia de Santa María la Real.
Nájera (La Rioja). 1495.

Coro bajo de la catedral de Santa María
de la Sede. Sevilla. 1511.

Cantoral de coro de la iglesia de Nuestra Señora de
la Asunción. Briones (La Rioja). Siglo XVI.

Coro alto de la iglesia cisterciense de Sta. M.ª.
Montederramo (Orense). 1608.

Coro alto simple de la iglesia de la Asunción.
Onda (Castellón). 1750.

Coro bajo de la catedral de Santa María.
Ciudad Rodrigo (Salamanca). 1505.

 

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)