Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

cuerpo

Cada uno de los pisos (1) u órdenes (2) —señalados normalmente con algún tipo de imposta— de que se compone un edificio. Las torres de iglesia constituyen un excelente ejemplo de lo que entendemos por ‘fábrica de cuerpos’. Por exigencias de su función, pero también por estabilidad y para contrarrestar los vientos, la mayoría de estos campanarios presentan ciegos y compactos los pisos inferiores, mientras en los superiores se van abriendo vanos (1) de manera progresiva. Ello confiere al conjunto una mayor esbeltez y vistosidad. Es este un rasgo característico de muchas torres románicas, cuyos cuerpos adoptan a medida que ascienden la forma unífora, bífora, trífora, tetráfora…, que dotan de una mayor liviandad a la robustez de la torre. Con el advenimiento del gótico y especialmente con el barroco los campanarios de muchas iglesias configuraron una silueta de cuerpos más o menos escalonados o de anchura decreciente que acentuaban su proyección ascendente, formas que apenas había utilizado el arte románico .

 

 

Puerta de tres cuerpos de Santa María. Burgos.
Siglo XVI.

Santuario de Nuestra Señora de la
Peña. Sepúlveda (Segovia). Primera
mitad del siglo XII.

Torre de seis cuerpos y chapitel, y ábside de
tres cuerpos más basamento. Iglesia de
San Andrés. Segovia. Siglo XII.

Torre de cuatro cuerpos. Iglesia
de Santa María la Mayor. Trujillo
(Cáceres). Finales del siglo XII.

Torre de siete cuerpos. Iglesia de San Clemente.
Taüll (Lérida). 1123.

Torre con zócalo y seis cuerpos.
Iglesia de Santa María del Castillo.
Torremormojón (Palencia). Siglo XII.

Catedral de San Salvador. Oviedo.
Siglo XVI.

Torre con cuatro cuerpos de la iglesia
de San Vicente. Cubillo de Castrejón
(Palencia). Siglo XVIII.

Torre de cuatro cuerpos, chapitel
bulboso y coronel. Catedral de
San Salvador. Zaragoza. 1704.

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)