Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

estalo

Asiento de coro. Los estalos de los coros catedralicios, monásticos y colegiales son abatibles, por lo que pueden pasar, gracias a un eje o bisagra, de la posición horizontal a la vertical y viceversa. De esta forma sus ocupantes pueden adoptar la postura de sentados, con el estalo bajado, y la de apoyados, con el asiento subido. Y es que en el reverso del estalo hay una repisaménsula, más ancha que prominente, la cual hace función de miniasiento cuando el estalo se sube, a fin de aliviar la posible incomodidad de estar de pie durante el canto o el rezo del oficio divino —actividad a la que está destinado el coro—, en cuya salmodia los oficiantes alternan la postura ‘de pie’ y ‘sentados’: mientras una fila reza sentada, la otra lo hace de pie, y es entonces cuando entra en juego ese miniasiento cómplice e indulgente que ha recibido el oportuno nombre de misericordia.

Los asientos de los coros más solemnes y suntuosos —en general todos los de las catedrales— participan por igual de las cualidades artísticas del mobiliario allí expuesto, excelentes trabajos de ebanistería y marquetería, con profusas y muy elaboradas representaciones figurativas y ornamentales. CrosaSillería (2). Sitial (2).

 

 

Estalos abatidos en los que asoman por debajo las
misericordias. Sillería del coro del monasterio
de El Parral. Segovia. Siglo XVI.

Sitial de san Marcos con el estalo abatido
mostrando el miniasiento misericordia.
Coro de la iglesia de San Benito el Real.
Valladolid. Siglo XVI.

Estalos subidos mostrando las misericordias. Sillería
del coro de Santa María la Real. Nájera (La Rioja).
Siglo XV.

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)