Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

estrapo

Del italiano strappo, strapparsi (‘rasgar’, ‘despegar’). Procedimiento para arrancar pinturas al fresco de paredes o bóvedas. Se les aplica una cola especial y después se cubren con una gasa o paño de algodón («telas de arranque»). A las pocas horas el tejido se seca y se contrae, y la misma adhesividad arranca los frescos y la capa de intónaco que los sustenta. Es el momento de retirar con cuidado la tela y enrollarla para su transporte. La tarea siguiente es transferir la pintura enrollada en la tela a un nuevo soporte. Si al tratar de arrancar la tela del muro se comprueba que la adherencia no es satisfactoria, se procede a laminar con un escoplo o similar (técnica del estaco) unos milímetros del muro sustentante en toda la superficie que ocupa la pintura, que sigue adherida a la tela.

Tanto el estrapo como el estaco deben utilizarse en casos excepcionales, solo ante el riesgo inevitable de perder la obra (1) por causas sobrevenidas; de no ser así, es preferible dejar la pintura en el sitio que la vio nacer. Hay que tener en cuenta que durante la manipulación la pintura puede sufrir daños irreversibles, además de ser descontextualizada, ya que al transferirse a otro lugar es enajenada de su entorno natural.

 

cal0  vídeo ilustrativo

 

momento de retirar la tela con la pintura adherida

Estrapo, con arranque del intónaco, de
los frescos de la iglesia de Santa María
de Taüll (Lérida), 1123, para el MNAC,
Barcelona. 1920.

Ábside de la iglesia de Santa María. Castillo de Mur
(Lérida). Segunda mitad del siglo XII. Pinturas
arrancadas para el Museo de Bellas Artes de
Boston en 1919 (primer estrapo en Cataluña).

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)