Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

historicista

Tipo de arquitectura auspiciado por corrientes románti­cas que se desarrolló en Europa y América desde mediados del siglo XVIII hasta la mitad del XX. Trataba de imitar estilo(1) de otras épocas incorporándoles carac­te­rísticas contemporáneas. Es el momento de los ‘neo’, principalmente del neoclasicismo y el neogótico. El primero tuvo tal vez más difusión internacional que el segun­do. Este, aunque menos desarrollado en España que en otros países europeos y americanos, dejó también excelentes muestras en suelo patrio; por citar solo algunas: la catedral nueva de Vitoria, el interior de la catedral de la Almudena en Madrid, la inconclusa basílica de santa Tere­sa en Alba de Tormes (Salamanca) y la fachada de la catedral de Barcelona. Mayor acogida tuvo en suelo peninsular el estilo neomudéjar, y muy poca el neobarroco, tal vez porque el arte por antonomasia del siglo XVII ya contaba en España —por la efervescencia de la Contrarreforma— con muestras más que suficientes

En Iberoamérica, la arquitectura historicista, coincidente con los nacionalismos independentistas, intentó imitar y reinterpretar los cánones prehispanos a la luz de inspiraciones autóctonas, dando así origen a la corriente neocolonial.

En paralelo con el estilo historicista, y a veces en sim­biosis con él, surgió el eclecticismo arquitectónico.

Ver también este artículo.

 

 

La neogótica catedral nueva de Vitoria. Siglo XX.

historicista2

La ecléctica Casa de los Dragones. Ceuta.
Finales del XIX.

Ecléctico cuartel de Caballería. Valladolid.
1920.

Puerta de Córdoba. Reconstruida como neoclásica en el
siglo XVIII. Carmona (Sevilla).

Interior neogótico de la catedral
de la Almudena. Madrid. Siglo XX.

Inacabada basílica neogótica de Santa Teresa. Alba de
Tormes (Salamanca). Finales del siglo XIX.