Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

miniado

Ver también: iluminación y miniatura

Término directamente relacionado con el scriptorium monacal de la Edad Media, donde los amanuenses copiaban y confeccionaban los códiceo libros manuscritos sirviéndose de una tinta muy especial que mezclaban con minio, óxido de plomo de color rojo anaranjado, de reconocidas propiedades antioxidantes. Ciertos códices no se concebían como tales sino iluminados con profusión de policromías ornamentales y otros dibujos que recibían el nombre de miniaturas. Al igual que miniado, miniatu­ra viene de minio, por ser este el componente fundamental de la pintura y de la tinta que las hacía posibles. Tuvieron tanto éxito aquellas diminutas ilustraciones rodeadas de filigranas geométricas y vegetales poblando las hojas de pergamino de los códices, que acabaron por apropiarse del nombre de la sustancia que las alumbró. Pronto se puso de manifiesto la importancia del miniado para la arquitectura, pues trascendiendo el ámbito bibliográfico, las coloristas ilustraciones de aquellos libros iluminados sirvieron de modelo y de fructífera inspiración a muchos canterorománicoen la labra (1) de tantas y tan complejas fantasías alegóricas, plasmadas en capiteles, canecillos, arquivoltas, clavessillería(2), friso(4) y tímpanode la mayoría de las iglesias y monasterios de su tiempo. BeatoFacsímil.

 

 

«Códice Calixtino». Catedral de Santiago de
Compostela. (La Coruña). Siglo XII.

miniado3

Cartulario miniado de la diócesis de Oviedo.
Catedral de Oviedo. 1118.

Beato de la catedral de El Burgo de Osma (Soria).
Escrito e iluminado en 1086 en el scriptorium del
monasterio benedictino de Sahagún (León).

«Cantigas de Santa María o Loores et
Milagros de Nuestra Señora». Antes
de 1284.

Autorretrato del prestigioso maestro Miguel en la
portada de la iglesia románica de San Cornelio y San
Cipriano (Revilla de Santullán, Palencia) al lado del
libro del que toma los modelos que está esculpiendo
en la piedra. Finales del siglo XII.

Códice Conciliar Emilianense. Biblioteca
de El Escorial (Madrid). 992.