Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

prótesis

Del griego πρόθεσις, próthesis, se ciscunscribe a la liturgia ortodoxa de la Eucaristía, evocadora a su vez del rito hebreo de los «panes de proposición» (en griego: ártoi tês prothéseos), anticipo veterotestamentario del pan ácimo que Jesús de Nazaret consagró en la Última Cena infundiéndole un nuevo significado. A partir del siglo IV, los primeros templos cristianos destinaban una estancia aledaña al presbiterio para elaborar en ella el pan eucarístico y reservar también allí las especies ya consagradas que habían sobrado de la comunión. En la misma estancia se depositaban los vasos sagrados de la santa celebración. Siglos más tarde, al imponerse en la devoción católica la presencia del sagrario —alojado en alguna de las capillas del templo— como objeto exclusivo de reserva y adoración eucarísticas, la prótesis perdió parte de su razón de ser, pero quedó reforzada al asumir las funciones de vestidor y ropero que desempeñaba el diaconicon, estancia contigua al presbiterio, en el lado opuesto de la prótesis. El carácter sacro de estos cometidos y la latinización progresiva que fue experimentando la Iglesia católica en el Occidente cristiano propiciaron el cambio de nombre, y la prótesis derivó en «sacristía». Desde entonces, aquel modesto obrador adquirió gran relevancia, y en las catedrales, colegiatas, basílicas y otras iglesias importantes la sacristía fue objeto de excelentes empeños arquitectónicos y palestra de admirables obras (1) de ebanistería, escultura, pintura y orfebrería.

 

 

Catedral de la Asunción de María. Mondoñedo
(Lugo). Principios del siglo XVI.

Catedral de la Encarnación. Almería.
Siglo XVI.

Catedral de la Santa Cruz. Cádiz. Siglo XVIII.

Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid).
Finales del siglo XVI.

Real Monasterio de Nuestra Señora.
Guadalupe (Cáceres). 1638.

Monasterio de Yuso. San Millán de la Coogolla (La Rioja).
1700.

 

 

♣ (clica encima de las imágenes)