Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

romana

La arquitectura romana, aunque fue tributaria en algunas cosas de la predecesora cultura etrusca —asentada en la Etruria o Lacio norte, en el centro de la península itálica—, ejerció con orgullo el derecho sucesorio respecto de la omnímoda cultura griega, y en especial la relativa a los cánones arquitectónicos de los órdenes clásicos, a los que incorporó algunos elementos que darían lugar —manteniendo intactos los tres órdenes anteriores— a dos órdenes nuevos: el orden compuesto y el orden toscano (este posiblemente de influencia etrusca). Aun siendo importante para la historia universal del arte el continuismo romano de los órdenes griegos, no lo fue menos la perpetuación de las mismas construcciones helenas, en muchas de las cuales se plasmaban además los órdenes referidos: templos, teatros, odeones, hipódromos, estadios, palestras, ágoras, etcétera.

No obstante, las obras más genuinamente romanas se regían por lo útil y funcional. No respondían tanto a sentimientos religiosos y a otras expresiones espirituales, ya canalizadas arquitectónicamente por los griegos, cuanto a necesidades civiles, urbanas y militares. Nunca antes habían ido tan unidas arquitectura e ingeniería. Sus obras más exclusivas, inexistentes hasta entonces, son: los acueductos, los puente(3), las termas, el (circo y el anfiteatro), los arcos triunfales, las cloacas, las basílicas (de uso múltiple, pero sede especial de la administración de justicia), las domus y las calzadas. Merece destacarse el arco y la bóveda de medio punto, que aunque tomados de Oriente según la opinión más compartida, Roma los potencian hasta límites insospechados, dando origen a la bóveda de arista y a la cúpula.

Aportación también típicamente romana es la fusión en un mismo edificio de tres de los ya cinco órdenes arquitectónicos: el toscano para la planta baja, el jónico para la del medio y el corintio para la superior.

El legado arquitectónico de Roma ha sido tan determinante para la posteridad como lo fue para ella la herencia recibida de los griegos.

 

 

Puente romano de Alcántara (Cáceres). 104.

Una de las entradas al anfiteatro de
Mérida (Badajoz). Año 8 a. e.

Acueducto de Segovia. Construido a comienzos del
siglo II, siendo Trajano emperador.

 

 

(clica encima de las imágenes)