Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

arco

Elemento constructivo con forma generalmente curva, casi siempre con función de sostén, que cubre un vano entre dos puntos fijos.

Partes integrantes del arco:

  •   arranque: punto a cada lado del arco donde este nace.
  •   clave: dovela central.
  •   contraclaves: dovelas adyacentes a la clave.
  •   dovelas: piezas troncocónicas que componen el arco.
  •   estribos, almohadones o impostas: macizos de fábrica donde apearcada extremo del arco.
  •   riñones: zonas intermedias del arco, entre el arranque y la clave.
  •   salmer: dovela  inicial  a  cada  lado del arco.
  •   roscacara frontal de un arco, la que media entre el trasdós y el intradós.

El intradós de un arco es la cara que mira hacia el vano; el trasdós es su parte contraria, comúnmente invisible por estar embebida en el muro.

Todo arco tiene luz (anchura de lado a lado del intradós) y flecha (altura desde el arranque hasta la clave).

Para entender los arcos complejos (casi todos lo son) es fundamental tener en cuenta el centro del arco (algunos arcos tienen varios centros), o sea, el punto equidistante de la circunferencia o las circunferencias invisibles que los origi­nan. No obstante, en las definiciones que siguen se huye en lo posible de este tecnicismo y se adoptan analogías más familia­res.

 

 

componentes del arco

arco exento

arco exento u ornamental

arcos por tipo de centro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La siguiente clasificación incluye por orden alfabético la mayoría de los arcos existentes. Su nombre responde a su forma, a la función que desempeñan o a ambas cosas a la vez:

abocinado: se proyecta uniforme y oblicuamente hacia el exterior aumentando su luz progresivamente. La arquivolta es el paradigma del arco abocinado.

adintelado o a nivel o a regla o degenerante: falso arco sin centro que lo origine. El plano superior que cierra el vano puede estar formado por dovelas o directamente por un dintel.

apuntado u ojival: forma ángulo curvo en la clave.

arbotante o botarete: arco rampante o por tranquil, se apoya por su extremo inferior en un contrafuerte o botarel, mientras con el superior contrarresta el em­puje de otro arco de descarga o se fija directamente al muro.

aviajado o enviajado o esviado o sesgado: sus machos (1) o apoyos están colocados oblicuamente respecto a su planta (en una puerta o ventana crean un efecto de mayor profundidad o trompe-el-oeil). Algunos arbotantes presentan también esta forma.

carpanel o zarpanel o apainelado o cordel: es el arco rebajado formado por tres porciones de circunferencia con su propio centro cada una.

ciego: el que no traspasa todo el espesor del muro o enmarca un vano tabicado.

conopial o de cortina o en quilla: presenta una escotadura hacia arriba en el centro de la clave, que lo hace semejante a un cortinaje o a la quilla de un barco.

crucero (2): cada uno de los arcos de la bóveda de arista, que une en diagonal dos ángulos.

de demarcación: arco de medio punto frecuente entre los romanos para señalar límites territoriales o de jurisdicción (arco de Bará, año 13 a. e., en Tarragona) o para enaltecer la entrada y salida de los puente(3)  (arco del puente de Martorell, año 10 a. e., en Barcelona).

de doble arco de doble rodillo: lo forman dos arcos sobrepuestos no necesariamente iguales.

— de herradura visigodo o mozárabe o enjarjado (3): ensancha la luz en las dovelas centrales para converger enseguida hacia el medio punto, con un trasdós peraltado a nivel de imposta.

de herradura árabe o mudéjar: se produce el ensanchamiento de la luz desde el mismo arranque, sin peralte en las primeras dovelas, pero en las centrales se retoma el medio punto.

de inflexión: está formado por tres secciones de círculo, una cóncava central y dos convexas laterales. No hay que confundirlo con el arco de gola o escocés.

de medio punto o formalete: equivalente a un semicírculo.

de mocárabeo de cortina angrelado: el intradós está cubierto de picos o dientes a modo de mocárabes.

de punto entero o de todo punto: corresponde al arco apuntado cuyos dos centros están en los puntos de arranque.

de triunfo honorífico: en la antigua Roma, monumento exento formado por uno o más arcos yuxtapuestos a modo de puerta triunfal, separados por pilastray coronados por un entablamento (1). Se erigía a perpetui­dad en honor a los generales, cónsules y emperadores que regresaban victoriosos de campañas militares importantes.

de zigzag: el intradós está poblado de dientes de sierra.

deprimido: su leve concavidad a la altura de la clave contrasta con la acentuada concavidad de los ex­tremos.

deprimido rectilíneo cóncavo: es el arco adintelado que tiene redondeados los ángulos del intradós, aumentando la luz.

deprimido rectilíneo convexo: es el arco adintelado cuyos ángu­los han sido sustituidos por sendos semicírculos, comprimiendo la luz.

diafragma: de medio punto con funciones de fajón (1), pero sosteniendo una cubierta (1) a dos aguao una techumbre recta, realza su trasdós con sillares formando una enjuta a cada lado. Puede ser además apuntado o peraltado, este muy del gusto del gótico catalán.

doblado: se replica a sí mismo con otro superior pegado a él y con algo de vuelo.

entrelazado o cruzado: formado por dos o más arcos que se cruzan entre sí, compartiendo como consecuencia alguna dovela; puede ser polilobulado. Propio del arte islámico y el gótico.

escarzano o rebajado o de punto hurtado: tiene menos de media circunferencia o es casi recto en su parte superior.

escocés o en gola: los lados inferiores son convexos y los superiores cóncavos. No hay que confundirlo con el arco de inflexión.

fajón (de medio punto) o perpiaño (apuntado): divide por tramos una bóveda de cañón o una de ojiva, respectivamente, resaltando su intradós. Ambos cumplen la misión de arriostrar a modo de cincho los muros sobre los que apearla bóveda, y no tanto para sostener esta, ya que la propia estructura de la bóveda le confiere estabilidad. Ver este artículo.

festoneado o cairelado o angrelado: su intradós está ribeteado de arquillos de medio punto u otros puntos diferentes.

festoneado cóncavo o angrelado florenzado: arranca como arco deprimido cóncavo y termina en conopial.

festoneado convexo: tras los arranques cóncavos, se suceden varios tramos convexos que terminan en conopial.

—  festoneado mixto cóncavo-convexo: comparte tramos rectos y curvos en una combinación libre.

flamígero (2) o equilátero: arco conopial con mayor flecha.

florentino: cuando el intradós es un arco de medio punto y el trasdós un arco apuntado.

formero: paralelo al eje longitudinal de una nave, pone esta en comunicación con la crujía lateral contigua. Los arcos formeros se suceden en número indeter­minado pero igual a ambos lados de la nave principal. Los cuatro formeros que constituyen el crucero (1) —dos de la nave principal y dos del transepto— ejercen de torales (2) en dicho crucero.

galgado: arco de ladrillo en cuya rosca se aprecia la disposición de estos de forma alterna, a soga y tizón.

geminado (1): cada uno de los dos arcos idénticos y yuxtapuestos cuando los separa un mainel (1) o parteluz.

georgiano o serliano: arco de medio punto que cierra el vano central de un conjunto de tres vanos, quedando los otros dos cubiertos con dintel (1), sobre los que se apoyan los arranques del arco. Típico del renacimiento. Serliana.

lanceolado o alancetado: es el arco apuntado u ojival peraltado, con forma semejante a una punta de lanza.

lobulado: su intradós presenta otros arcos menores formando ondas o lóbulos.

—  mixtilíneo: formado por rectas y curvas simétricas.

moldurado: cualquiera que sea su forma, aunque predominan los segmentos curvos y rectos, resalta su perfil con molduras.

parabólico o en catenaria: los riñones rectilíneos forman un semicírculo a la altura de la clave.

peraltado o realzado o remontado: el de medio punto o el apuntado que ha prolongado sus lados rectos con nuevas dovelas.

rampante o por tranquil o cojo o cuello de ganso: sus arranques están a distinta altura uno de otro. El  arco arbotante es su expresión más conocida.

rectilíneo o angular en mitra: lo forman los lados iguales de un triángulo isósceles cuyo vértice es el ápice del arco.

rectilíneo truncado o angular truncado: no presenta curva alguna en su composición, pues está formado por tres rectas que dan lugar a dos ángulos obtusos en la parte superior.

saledizo o falso: formado por aproximación de hiladas.

sardinel: por lo común de medio punto, presenta sillares en cuña, y más frecuentemente ladrillos dispuestos a cordón, trabados entre sí con relleno de mortero.

— secundario tercelete: en una bóveda de tracería, falso nervio que no pasa por el centro de la bóveda. Solo impropiamente puede llamarse arco.

terciarioligadura (1) combado (1): en una bóveda de tracería, falso nervio más corto que el tercelete, que une entre sí unos terceletes y otros y estos con los florones y los nervios primarios. Al igual que el tercelete, no debe considerarse arco.

toral: cada uno de los cuatro arcos que delimitan el es­pacio de una bóveda de arista o del crucero, donde se alza la cúpula o el cimborrio. En el crucero, dos de los arcos torales son formeros respecto de la nave principal; los dos restantes son formeros respecto de la nave transepto.

trebolado: adopta la forma del trébol.

triunfal:  arco destacado por su apariencia y ornato, en ocasiones fajón, que corona la entrada del presbiterio.

tudor: arco apuntado, pero achatado en los tramos que forman el ángulo.

túmido: el árabe de herradura apuntado.

turco de portillo: el de medio punto que en el tramo superior deriva en apuntado.

 

arco abocinado
Iglesia de San Pedro Apóstol. Zuera (Zaragoza).
Siglo XIII.

arco adintelado
Ayuntamiento de Segura de la Sierra (Jaén).
Siglo XVI.

arco apuntado u ojival
Acceso campanario. Basílica del Salvador.
Burriana (Castellón. Siglo XIII.

arco arbotante

arco arbotante
Basílica de Ntra. Sra. de la Asunción. Lequeitio
(Vizcaya). Siglo XV.

arco aviajado

arco aviajado
Casa do Arco. Óbidos (Portugal). Siglo XVI.

arco carpanel
Puerta de la Virgen o del Obispo. Catedral
de San Valentín. Palencia. Siglo XIV.

arco ciego
Fachada de la iglesia de San Miguel. Corullón
(León). Siglo XII.

arco conopial
Puerta de los Apóstoles. Catedral de
Murcia. 1488.

arco crucero en ojiva (trasdós)

 

arco crucero (intradós)
Castillo de Cote. Montellano (Sevilla).
Siglo XIII.

arco de doble arco
Puerta de la iglesia de Sta. M.ª Magdalena.
Mozota (Zaragoza). Siglo XV.

arco de herradura árabe
Acceso a la torre (antiguo minarete) de la
iglesia de San Román. Toledo. Siglo IX.

arco de herradura visigodo
Arco triunfal de la capilla mayor. San Juan
de Baños (Palencia). 661.

arco de inflexión

arco de inflexión
Iglesia de Santiago. Ribadavia (Orense). Siglo XII.

arco de medio punto
Muralla romana. Zaragoza. Siglo I.

arco de mocárabes
Patio de los Leones. La Alhambra. Granada.
Siglo XIV.

arco de punto entero

arco de punto entero
Iglesia de Nuestra Señora de la Piedad.
Azuara (Zaragoza). Siglo XIV.

arco de triunfo
Arco de Domiciano/Trajano. Medinaceli (Soria).
Siglo I.

arco de zig zag
Portada de la iglesia de San Lorenzo. Zorita
del Páramo (Palencia). Siglo XII.

arco deprimido
Zaguán del monasterio trapense de La Oliva.
Carcastillo (Navarra). Siglo XII.

arco deprimido rectilíneo cóncavo
Palacio de los Córdoba. Granada.
Siglo XVI.

arco deprimido rectilíneo convexo
Casa Raspall. La Garriga (Barcelona). 1903.

arco diafragma
Antiguo dormitorio del monasterio cisterciense
de Santes Creus (Tarragona). Siglo XII.

arco doblado
Monasterio de Santa Cristina de Ribas
de Sil. Paradas de Sil (Orense). Siglo XII.

arco entrelazado
Torre de la catedral de Teruel. Siglo XIII.

arco escarzano
Arco de la Estrella. Cáceres. 1726.

arco escocés o en gola

arco fajón
Iglesia de San Martín de Tours. Frómista
(Palencia). Siglo XI.

arco festoneado
Monasterio de San Juan de la Peña (Huesca).
Siglo XII.

arco festoneado cóncavo

arco festoneado convexo
Fachada de la casa de las Conchas. Salamanca.
1517.

arco festoneado cóncavo convexo
Portada de la Verónica. Claustro de San Juan
de los Reyes. Toledo. 1495.

arco flamígero
Lonja de la Seda. Valencia. Siglo XV.

arco florentino
Galería comercial del Puente Viejo.
Florencia. 1345.

arco formero
Iglesia de San Tirso. Sahagún (León). Siglo XII.

 

arco galgado

arco geminado
Torre del Cid. M.º trapense de San Pedro de
Cardeña. Castrillo del Val (Burgos). Siglo X.

arco georgiano o serliano
Palacio de Carlos V (La Alhambra). Granada.
Siglo XVI.

arco lanceolado
Sepulcro del conde de Gages. Claustro
de la catedral de Pamplona. Siglo XVIII.

arco lobulado
Puerta lateral de la iglesia de la Magdalena.
Olivenza (Badajoz). Siglo XVI.

arco mixtilíneo
Palacio de la Aljafería. Zaragoza. Siglo XI.

arco moldurado
Puerta de la Capilla Real. Granada. Siglo XVI.

arco parabólico
La Pedrera. Barcelona. 1910.

arco peraltado
Capilla de San Bartolomé. Córdoba. Siglo XV.

arco rampante
Casa Ratés. Igualada (Barcelona). 1908.

arco rectilíneo en mitra
San Fructuoso de Montelios. Braga (Portugal).
Siglo VI.

arco rectilíneo truncado
Casa particular.

arco saledizo
Puerta de comunicación del castillo. Denia
(Alicante). Siglo X.

arco sardinel
Puerta de San Basilio. Cuéllar (Segovia).
Siglo XII.

arco secundario o tercelete
Bóveda de la catedral de Santa María. Plasencia
(Cáceres). Siglo XV.

arco terciario o ligadura
Bóveda de la catedral de San Antolín.
Palencia. Siglo XIV.

arco toral
iglesia de San Pedro de la Nave. El Campillo
(Zamora). 680-711.

arco trebolado
Puerta del Baptisterio. Mezquita. Córdoba.
Siglo X.

arco triunfal
Catedral de Santa María de la Encarnación.
Granada. 1560.

arco tudor
Casa Lluvià. Manresa (Barcelona). 1902.

arco túmido
Puerta meridional de la concatedral de Santa
María de la Fuente. Guadalajara. Comienzos
del siglo XIV.

 

arco turco
Puerta de la Villa. Becerril de Campos
(Palencia). Siglo XIII.