Búsqueda rápida de términos
Pon entre comillas los términos compuestos.

Sillares y mampuestos

arco

Elemento constructivo con forma generalmente curva, que cubre o crea un vano entre dos puntos fijos. Nació con misión estructural de sostén, y pronto se reveló, entre los ya existentes, como el mejor elemento capaz de soportar las presiones que toda obra (2) ejerce sobre los contrarrestos de la fábrica, eliminando así la flexión y la tracción disgregadoras que desempeñan los elementos portantes (1) rectos. Pronto se descubriría además su no menos productiva tarea ornamental, hasta el punto de conjugar frecuentemente ambas funciones en una misma realidad.

En la configuración de un arco pueden formar parte, con técnicas diferentes, los sillares y los ladrillos, pero solo el arco que se arma con sillares presenta con claridad los componentes clásicos (1) que lo definen y explican su formación. Dichos componentes no son otros que las dovelas, piezas troncopiramidales que lo recorren en su integridad y que reciben diferentes nombres según el puesto que ocupan en el arco, a saber:

» salmer: dovela de arranque a cada lado del arco

» clave: dovela central en la cima (2) del arco, pieza maestra para su sostenibilidad

» contraclaves: dovelas adyacentes a sendos lados de la clave

» riñones: dovelas que ocupan la zona intermedia entre el arranque y la clave

» estribo (5), almohadón o imposta: sillar donde apea (1) cada extremo del arco.

En las caras que presenta un arco cabe distinguir:

→ El intradós: la que mira hacia el vano.

→ El trasdós (1 y 2): la opuesta al intradós, invisible casi siempre por ir embebida en el muro.

→ La rosca (1): cara que media entre el trasdós y el intradós. Aunque el arco tiene dos roscas, generalmente solo se toma en consideración la que mira al frente, ya que la otra, al ir innumerables veces pegada a la fábrica, queda fuera de la vista. Ejemplos de ambas roscas a la vista (2) nos los proporcionan los arcos de triunfo y muchas arquerías árabes exenta.

Desde el punto de vista artístico, la rosca y el intradós son con frecuencia objeto de ornamentación adicional, tal como sucede a menudo en las arquivoltas, en los arcos triunfales y en los de triunfo.

El vano que el arco enmarca está determinado por dos dimensiones:

la luz: anchura que hay de lado a lado del intradós a nivel del arranque, o entre los riñones de un lado y otro en, por ejemplo, el arco de herradura y el arco lobulado.

 la flecha: altura desde el punto central de la línea de arranque hasta la clave o el vértice (1).

Para entender los numerosos arcos complejos que se apartan del medio punto patrón del arco— es fundamental tener en cuenta el centro de arco (muchos arcos tienen varios centros), o sea, el punto equidistante desde el cual se han trazado los diferentes segmentos de círculo que lo conforman. No obstante, en este glosario las definiciones que se dan de los arcos huyen en lo posible de este tecnicismo y se adoptan analogías más familia­res.

 

♣ (clica encima de las imágenes)

 

componentes del arco

arco exento ornamental

algunos ejemplos de arco por tipo de centro
desde donde se han trazado los distintos
segmentos que los configuran

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La siguiente clasificación incluye por orden alfabético la mayoría de los arcos existentes. Su nombre responde a su diseño, a la función que desempeñan o a ambas cosas a la vez. Si no se dice otra cosa, las referencias formales que los definen aluden siempre al intradós. Es oportuno señalar que algunos arcos presentan trazos comunes a otras categorías, pero adoptan denominación propia por otros rasgos que los diferencian de aquellas.

 

∼ abocinado: de forma preferentemente curva, se proyecta uniforme y oblicuamente hacia el exterior aumentando su luz de manera progresiva. El abocinamiento puede estar configurado por un solo arco de recios sillares o ser el resultado de la superposición expansiva de dos o más arcos. La arquivolta (2) es el paradigma del arco abocinado. (+info)

∼ adintelado o a nivel o a regla o degenerante: arco plano sin centro que lo origine, pues no presenta curvatura alguna. Al igual que todo arco, está formado por dovelas o ladrillos en sardinel que trabajan por compresión, pero adoptando la forma de dintel. (+info)

∼ apuntado: su arcuación (2) va comprimiendo la luz desde los arranques, configurando un vértice de angulosidad variable. (+info)

∼ arbotante o botarete: sus arranques están a diferente altura; el salmer inferior apea en un botarel, mientras el superior se ancla directamente al muro, donde el arco recibe los empujes de descarga para los que ha sido creado. Su trasdós queda enrasado generalmente con sillería (1), formando un plano de pendiente uniforme. Arco rampante o por tranquil. (+info)

aviajado enviajado o esviado sesgado: sus extremos están colocados oblicuamente respecto de los respectivos estribos (algunos arbotantes presentan también esta forma; otras veces se homologan al arco rampante o por tranquil). (+info)

carpanel zarpanel o apainelado cordel: es el arco rebajado, formado por tres porciones de circunferencia con su propio centro cada una.

ciego: no llega a traspasar el espesor del muro; su aspecto es el de un vano tabicado. En origen pudo estar pensado como arco de descarga, pero su reiterada presencia en muchos monumentos, sobre todo románicos y mudéjares, responde más a razones estéticas que a motivos estructurales. Este glosario se reserva el término condenado para referirse al arco que un día fue diáfano y acabó siendo tabicado por causas sobrevenidas. (+info)

∼ conopial o en quilla: a la altura de la clave rompe hacia arriba el medio punto con un apéndice agudo y convexo que recuerda la quilla de un galeón o barco antiguo. En el diseño de la concavidad interviene un centro en el punto medio de la luz, en tanto que dos centros equidistantes exteriores trazan la convexidad. Hay sin embargo arcos conopiales deprimidos que disminuyen su flecha y se alejan del medio punto.  (+info)

crucero de medio punto: en la bóveda de arista (4), generalmente cuadrangular, une en diagonal sus ángulos contrapuestos, cruzándose en la clave con el arco que conecta entre sí los dos ángulos restantes. (+info: crucero [2])

crucero apuntado: es el arco de medio punto de la bóveda de arista, que cuando va enmarcado entre ojivas produce, al cruzarse con el otro arco, el efecto visual de un arco apuntado. Es propio de las bóvedas góticas. (+info: crucero [2])

∼ de demarcación: arco de medio punto frecuente entre los romanos para señalar límites territoriales o de jurisdicción (arco de Bará, provincia de Tarragona) o para enaltecer la entrada y salida de los puentes (3) (arco del puente de Martorell, provincia de Barcelona).

de descarga: arco generalmente de medio punto y de luz variable empotrado por lo común en el paramento (1); ayuda a soportar las cargas de la fábrica desviándolas hacia otros puntos de resistencia y aligerando la presión que reciben los vanos adintelados. Es en muchos casos una medida de emergencia —pero definitiva— no prevista en el plan inicial de la obra (2). Ver este artículo. (+info: 1 y 2)

∼ de doble arco de doble rodillo: un primer arco recibe por arriba y a poca distancia otro no necesariamente igual que lo rodea con cierto vuelo.

∼ de herradura árabe o mudéjar: su apeo (1) sobre zapatas (1) en vuelo procura un ensanchamiento progresivo de la luz desde el mismo arranque, pero retoma el medio punto a la altura de las dovelas centrales. Su mayor luz a mitad de la flecha lo lleva con frecuencia, a imitación de su homónimo y predecesor visigodo, a sobrepasar el intercolumnio (1). (+info y +info)

∼ de herradura visigodo o mozárabe o enjarjado (3): peraltado en los arranques, ensancha su luz en las dovelas centrales rebasando el intercolumnio, para converger enseguida hacia el medio punto. (+info y +info)

∼ de inflexión: está formado por tres secciones de círculo, una cóncava central y dos convexas laterales trazadas desde sendos centros exteriores (no confundirlo con el arco escocés en gola, que presenta en un vértice aguzado).

∼ de medio punto o formalete: equivalente a un semicírculo, es el arco por antonomasia. (+info)

∼ de mocárabes o de cortina angrelado: en su forma ligeramente encortinada el intradós está cubierto de picos o dientes a modo de mocárabes.

∼ de punto entero o de todo punto u ojival: corresponde al arco apuntado, con la particularidad de que cada lado tiene su centro en el punto de arranque del lado opuesto.

∼ de triunfo honorífico: uno o más arcos de medio punto se yuxtaponen lateralmente conformando una puerta (2) de uno o más vanos, separados por pilastras y coronados por un entablamento (1). (+info)

∼ deprimido o rebajado: la leve concavidad de las dovelas superiores contrasta con la más apreciable concavidad de los ex­tremos. Coincide con el carpanel en los tres segmentos de círculo que lo forman con diferente centro cada uno, pero el arco deprimido muestra menor curvatura en el segmento superior. (+info)

∼ deprimido rectilíneo cóncavo: arco adintelado que tiene redondeados los extremos del intradós, proporcionando mayor luz.

∼ deprimido rectilíneo convexo: arco adintelado cuyos extremos, cual si fueran mochetas (1), forman sendos semicírculos convexos que comprimen la luz.

∼ diafragma: amplio arco apuntado o de medio punto, frecuentemente peraltado, que sostiene una cubierta (1) de madera a dos aguas formando una enjuta (2) de ángulo obtuso a cada lado. Muy del gusto del gótico catalán y de sus zonas peninsulares de influencia, se utilizó también en la franja mediterránea francesa bajo el dominio del reino de Aragón. (+info)

doblado: un arco monta sobre otro semejante de menor luz, rebasándolo con algo de vuelo. La semejanza entre ambos arcos y su inmediatez es lo que diferencia del arco de doble arco. (+info)

en cortina: arco festoneado convexo, de vértice muy agudo, cuyos centros equidistantes están fuera del arco. Su nombre alude al efecto visual que ofrecen dos cortinas sujetas por arriba al centro del vano y recogidas lateralmente por los lados a mitad de su recorrido. Por su vértice en forma de conopio (1) algunos lo equiparan erróneamente al arco conopial, sin percatarse de que este se caracteriza además por unas concavidades que el arco en cortina no tiene.

∼ entrelazado o cruzado: lo forman dos o más arcos que se intersecan compartiendo alguna dovela; en el arte islámico y en el gótico puede ser también polilobulado. (+info)

∼ escarzano o de punto hurtado: es un arco rebajado cercano a un sexto de circunferencia, formando ángulo en los arranques de su recorrido.  En esta angulosidad estriba la diferencia respecto del arco deprimido.

∼ escocés o en gola (4): con arranques discretamente convexos, torna en seguida a la concavidad, para a continuación ir estrechando progresivamente su luz hasta morir en vértice aguzado; no hay que confundirlo con el arco de inflexión, que presenta vértice plano.

fajón (de medio punto) o perpiaño (apuntado): divide por tramos una bóveda de cañón o una de cañón apuntado, respectivamente, resaltando su intradós. Cumple la misión de arriostrar a modo de cincho los muros sobre los que apea (1) la bóveda (no para sostener esta, ya que ella misma se sostiene con su propia estructura; ver este artículo). (+info)

festoneado o cairelado o angrelado: ribetea su intradós de ondulaciones lisas u ornamentadas, arquillos de medio punto u otros puntos diferentes. (+info)

∼ festoneado cóncavo o angrelado florenzado: arco cairelado que arranca como deprimido cóncavo y,  tras un quiebro ascendente, termina en conopial. (+info)

∼ festoneado cóncavo-convexo: arco mixtilíneo acabado en conopial; presenta tramos cóncavos, rectos y convexos —en ese orden—, flanqueados de fronda. (+info)

∼ flamígero o equilátero: arco conopial con mayor flecha. Su sinuoso vértice lo asemeja a la llama de una vela, de donde le viene el nombre. Muy cultivado en  gótico más tardío. (+info)

∼ florentino luneto: presenta un intradós de medio punto al tiempo que el trasdós, abovedado y ligeramente elevado, se proyecta en arco apuntado.

∼ formero: paralelo al eje longitudinal de una nave, pone esta en comunicación con la crujía lateral contigua. Los arcos formeros se suceden por igual a ambos lados de la nave principal y pueden adoptar cualquier forma, si bien predomina el medio punto. (+info)

∼ galgado: arco hecho de ladrillos, en cuya rosca se aprecia la disposición de estos en forma alterna de soga y tizón.

∼ geminado: cada uno de los dos arcos que resultan de interponer a mitad del vano inicial un mainel (1) o parteluz. (+info)

∼ lanceolado o alancetado: arco más apuntado aún que el ojivalperaltado y con forma cercana a una punta de lanza.

∼ lobulado: arco cuyo intradós está formado por lóbulos en número indeterminado. (+info)

∼ mixtilíneo: formado a capricho por rectas y curvas simétricas. (+info)

∼ moldurado: arco mixtilíneo en el que se suceden libremente los segmentos curvos y rectos, los cuales quedan claramente resaltados por estar formados con molduras.

∼ ornamentado: su rosca y a veces también su intradós están poblados de adornos como dientes de sierra (1), ovas y dardos, motivos florales o vegetales, figuras geométricas, representaciones humanas o animales, temas historiados

∼ parabólico o en catenaria: sus lados casi rectos van estrechando la luz desde el comienzo para dar paso a un cierre oblongo a la altura de la clave.

∼ peraltado o realzado o remontado: arco de medio punto o apuntado que ha prolongado sus arranques con dovelas rectas. (+info)

∼ perpiaño o fajón apuntado: a) divide por tramos una bóveda de cañón apuntado, resaltando su intradós, y b) delimita el ámbito de cada bóveda de arista (4) o la de crucería en una nave, panda, galería (2), etc.. En ambos casos cumple la misión de arriostrar a modo de cincho los muros sobre los que apeanrlas bóvedas (no para sostener estas, ya que toda bóveda se sostiene con su propia estructura; ver este artículo). (+info)

∼ rampante o por tranquil o cojo o cuello de ganso: sus arranques están a distinta altura uno de otro, presentando a veces el superior un amago parabólico más o menos acentuado. (+info)

∼ rectilíneo angular en mitra: lo forman los lados iguales de un triángulo isósceles, con pronunciado vértice angular. Su alusión «en mitra» remite, por su forma, a la parte superior de la mitra episcopal.

∼ rectilíneo truncado o angular truncado: no presenta curva alguna en su composición, pues está formado por tres rectas que dan lugar a un ángulo obtuso en cada extremo de la parte superior.

∼ saledizo o falso: arco abovedado por aproximación de hiladas (1) que confluyen progresivamente hasta cerrar en vértice.

∼ sardinel: por lo común de medio punto, se fabrica generalmente con lajas o con ladrillos dispuestos a soga o a tizón, rellenando con mortero los huecos en cuña que van quedando entre unas piezas (2) y otras.  (+info)

serliano o georgiano: está compuesto de un primer arco de medio punto enmarcando el vano central de los tres que lo configuran; los otros dos vanos, generalmente de menor luz, quedan separados del primero por sendas columnas y se cierran con dintel, sobre cuyo extremo interior apean los arranques de arco central. Es típico del renacimiento. (+info)

∼ tercelete secundario: en una bóveda de tracería (2), falso nervio que no pasa por el centro de la bóveda. (+info)

terciario’ ligadura (1) o combado (1): moldura arqueada (1) de corto recorrido que en una bóveda de tracería (2) une entre sí unos terceletes con otros y estos con los florones y los nervios primarios (arcos cruceros).

∼ toral: a) cada uno de los cuatro arcos que delimitan una bóveda de arista, y b) cada uno de los cuatro arcos del crucero (1) donde se alza la cúpula o el cimborrio. (+info)

∼ trebolado: adopta forma de trébol.

∼ triunfal:  arco destacado por su apariencia y ornato, en ocasiones fajón y sobre todo toral, coronando la entrada del presbiterio. (+info)

∼ tudor: arco deprimido apuntado de arranques cóncavos y lados rectos.

∼ túmido o árabe:  arco de herradura árabe apuntado. (+ info)

∼ turco: arco de medio punto que en el tramo superior deriva en apuntado; se trata de un arco ojival menos acentuado.

 

♣ (clica encima de las imágenes)

 

arco abocinado
Iglesia de San Pedro Apóstol. Zuera (Zaragoza).
Siglo XIII.

arco adintelado
Ayuntamiento de Segura de la Sierra (Jaén).
Siglo XVI.

arco apuntado
Ronda Nocturna del castillo del Conde.
Miranda del Castañar (Salamanca).
Inicios del siglo XIV.

arco arbotante
Basílica de Nuestra Señora de la Asunción.
Lequeitio (Vizcaya). Siglo XV.

arco aviajado
Casa del Arco. Óbidos (Portugal). Siglo XVI.

arco carpanel
Patio de la antigua universidad de Santa
Catalina. El Burgo de Osma (Soria).
Siglo XVI.

arco ciego
Fachada de la iglesia de San Miguel.
Corullón (León). Siglo XII.

arco conopial
Puerta de los Apóstoles de la catedral de
Santa María. Murcia. Siglo XV.

arco crucero de medio punto
Sala capitular del monasterio cisterciense
de Santa María. Fitero (Navarra). 1190.

arco crucero apuntado
Iglesia del real monasterio de Santa María.
El Puig (Valencia). Siglo XIII.

arco de doble arco
Puerta de la iglesia de Sta. M.ª Magdalena.
Mozota (Zaragoza). Siglo XV.

arco de herradura árabe
Acceso a la torre (antiguo minarete) de la
iglesia de San Román. Toledo. Siglo IX.

arco de herradura visigodo
Arco triunfal del presbiterio. San Juan
Bautista. Baños de Cerrato (Palencia). 661.

arco de inflexión
Iglesia de San Juan. Ribadavia (Orense).
Finales del siglo XII.

arco de medio punto
Monasterio de monjas benedictinas de San Pedro
de Dueñas (León). Siglo XII. Museo Arqueológico
Nacional, Madrid.

arco de mocárabes
Arquería en torno al patio de los Leones.
La Alhambra. Granada. Siglo XIV.

arco de punto entero
Iglesia de Nuestra Señora de la Piedad.
Azuara (Zaragoza). Siglo XIV.

arco de triunfo
Arco de Domiciano/Trajano. Medinaceli
(Soria). Siglo I.

arco deprimido
Zaguán del monasterio trapense de La Oliva.
Carcastillo (Navarra). Siglo XII.

arco deprimido rectilíneo cóncavo
Palacio de los Córdova. Granada.
Siglo XVI.

arco deprimido rectilíneo convexo
Casa Raspall. La Garriga (Barcelona). 1903.

arco diafragma
Antiguo dormitorio del monasterio cisterciense
de Santes Creus (Tarragona). 1191.

arco doblado
Monasterio de Santa Cristina de Ribas
de Sil. Parada de Sil (Orense). Siglo XII.

arco entrelazado
Torre de la iglesia de San Miguel Arcángel.
Belmonte de Gracián (Teruel). Siglo XIV.

arco escarzano
Portada de la iglesia de San Ildefonso.
Sevilla. 1841.

arco escocés o en gola (paños de la cúpula)
Iglesia de San Andrés Apóstol. Alcalá del Júcar
(Albacete). Siglos XV-XVII.

arco fajón de medio punto
Iglesia de San Martín de Tours. Frómista
(Palencia). Siglos XI y XIX.

arco festoneado
Capilla de San Victorián. Claustro del m.º
de San Juan de la Peña. Santa Cruz de la
Serós (Huesca). Siglo XII.

arco festoneado cóncavo
Patio de los Leones del palacio del duque del
Infantado. Guadalajara. 1496.

arco festoneado cóncavo convexo
Portada de la Verónica. Claustro de San Juan
de los Reyes. Toledo. 1495.

arco flamígero
Lonja de la Seda o de Mercaderes. Valencia.
Siglo XV.

arco florentino o luneto
Iglesia de la Asunción. Orrios (Teruel).
Siglo XVIII.

arco formero
Iglesia de San Tirso. Sahagún (León). Siglo XII.

arco galgado

arco geminado
Torre del Cid. M.º trapense de San Pedro de
Cardeña. Castrillo del Val (Burgos). Siglo X.

arco lanceolado
Sepulcro del conde de Gages. Claustro
de la catedral de Pamplona. Siglo XVIII.

arco lobulado
Puerta lateral de la iglesia de Sta. María
del Castillo. Olivenza (Badajoz).
Siglo XVI.

arco mixtilíneo
Oratorio. Palacio de la Aljafería.
Zaragoza. Siglo XI.

arco moldurado
Puerta de la Capilla Real. Granada. Siglo XVI.

arco ornamentado
Palacio de Jabalquinto (Universidad Internacional
de Andalucía). Baeza (Jaén). Siglo XVI.

arco parabólico
La Pedrera. Barcelona. 1910.

arco peraltado
Capilla de San Bartolomé. Córdoba. Siglo XV.

arco perpiaño
A: en bóveda de cañón apuntado
B: en bóveda de crucería

arco rampante
Casa Comas de Argemir. Barcelona. 1908.

arco rectilíneo angular en mitra
Balcón nobiliario en la plaza de la seo.
Jaca (Huesca). Siglo XIV.

arco rectilíneo truncado
Portada del palacio de los Peromoro (s. XV),
trasplantada al palacio de Justicia. Toledo.

arco saledizo
Puerta del albacar del castillo de Denia
(Alicante). Siglo X.

arco sardinel
Puerta de San Basilio. Cuéllar (Segovia).
Siglo XII.

arco serliano
Casa Consistorial. Baeza (Jaén). 1520.

arco tercelete
Bóveda de la catedral de la Asunción de la Virgen.
Plasencia (Cáceres). Siglo XV.

arco terciario o ligadura
Bóveda de la catedral de San Antolín.
Palencia. Siglo XIV.

arco toral formando el crucero
Iglesia de San Pedro de la Nave. El Campillo
(Zamora). 680-711.

 

arco trebolado
Puerta de la Concepción Antigua. Mezquita.
Córdoba. Siglo X.

arco triunfal
Catedral de Santa María de la Encarnación.
Granada. 1560.

arco tudor
Casa Lluvià. Manresa (Barcelona). 1902.

arco túmido
Puerta principal de la concatedral de Santa
María de la Fuente. Guadalajara. Comienzos
del siglo XIV.

arco turco
Puerta de la Villa. Becerril de Campos
(Palencia). Siglo XIII.

 

 

Uso de Términos en WP Glossary